Material de Descarga: 
PDF-Pensamiento-grupal.pdf (9 descargas)


La importancia del trabajo en equipo

El trabajo en equipo

Una de las principales cualidades requeridas a las personas en un proceso de reclutamiento y selección de candidatos, es la capacidad de saber trabajar en equipo.

Y es que el trabajo en equipo es sin duda uno de los elementos más importantes en toda organización empresarial.
No es posible imaginar la dinámica de trabajo en una organización sin reuniones, consenso, colaboración, comunicación ni relaciones interpersonales.

Todos estos elementos son indispensables para tomar decisiones para realizar proyectos, cambiar procesos y para mejorar el funcionamiento y operatividad de una organización.
Ni hablar de cuando se trata de buscar o crear nuevos productos, mejorar los ya existentes, determinar nuevos campos de acción, etc.
Todos estos elementos y procesos dependen de personas y al mismo tiempo de su capacidad para trabajar en equipo.

En teoría, trabajar en equipo no es difícil cuando sus integrantes tienen la suficiente madurez y profesionalismo para relacionarse y comunicarse entre sí.
Y si estas actitudes son acompañadas de conocimiento y preparación especializada en sus áreas de acción dentro de la compañía, el resultado puede ser de un alto desempeño y muy efectivo para la productividad y rápido crecimiento de la empresa.

Colaborar, compartir información, saber escuchar, preguntar, aportar, etc son factores que nos van a ayudar mucho a formar y liderar equipos de alto rendimiento.
Así que cuando las personas que conforman una organización están comprometidas y trabajan de manera conjunta en el logro de objetivos comunes, efectivamente van a obtener resultados positivos; pero, si, por el contrario, hay discordia, envidia y descoordinación dentro de la organización, lo más probable es que los resultados sean negativos.

¿Que es un equipo de trabajo?

Un equipo de trabajo es un conjunto de personas que unen esfuerzos para conseguir un objetivo común, gracias a la colaboración mutua, habilidades complementarias y responsabilidades compartidas.
Así pues, el secreto principal de un equipo de trabajo, consiste en la sinergia, una especie de energía que hace que el resultado de un trabajo realizado por un equipo sea mayor que el resultado del trabajo del mismo número de individuos por separado.

Tratando de explicarlo de una manera mas simple, existen muchos objetivos que el ser humano no hubiese alcanzado si los individuos hubieran decidido trabajar cada quien, por su lado sin compartir información, aportar ideas, distribuir responsabilidades y funciones (como los viajes a la luna por ejemplo, inventos como la radio, la internet, etc…) todos son una realidad gracias al trabajo en equipo.

En una empresa se dá el mismo efecto… una sola persona o varias trabajando por separado no lograrán nunca desarrollar un negocio próspero, nuevos productos o mas ventas. Se necesita que todos estén enfocados y alineados en la misma dirección y que cada uno aporte lo suyo con sus habilidades profesionales las cuales a su vez son complementarias de las habilidades de otros, integrando así un equipo de trabajo.

Existen dos formas generales de trabajar en equipo

  • Colaboración
  • Competencia

Toca a los directivos de una empresa decidir cuál es el estilo que quieren adoptar para su dinámica de trabajo, basado en los niveles de desarrollo y madurez de sus equipos de trabajo y de la compañía misma.

“Los 4 continuos del liderazgo de equipos”

Gestionar un equipo eficiente es una labor que requerirá mucho de sus habilidades de dirección y liderazgo. Usted deberá estar preparado para “moverse” entre varios escenarios, conflictos, problemas, logros y fracasos. Todas estas posibilidades requieren de su capacidad de adaptación y enfoque.

Linda Hill de la escuela de negocios de Harvard afirma que el gerente o líder deberá aprender a moverse en lo que ella llama “Los 4 continuos del liderazgo de equipos” y estos consisten en líneas de acción definidas entre dos extremos que el líder deberá decidir manejar.

Por ejemplo:

  1. Habrá situaciones en las que el líder deberá decidir si enfocarse en las diferencias individuales o enfocarse en la identidad y los objetivos del equipo.Por ejemplo:
    Para lograr la firma de un contrato importante con un cliente corporativo puede ser que decida apoyarse en su vendedor más habilidoso, por su experiencia y talento especial para vender y gestionar a clientes corporativos. Dejando en sus manos toda la responsabilidad de la gestión de ese contrato.
    Por otro lado, es probable que, para cumplir la meta de producción atrasada, haga un llamado a todo su equipo y apele a los valores y la filosofía de la empresa para inspirar y motivar a sus empleados.
  2. También y según las circunstancias deberá optar por alentar el apoyo entre los miembros del equipo o provocar la confrontación entre sus integrantes.Muchas veces deberá recurrir a alentar el apoyo y la reciprocidad para cumplir con ciertos objetivos, pero en otras ocasiones la estimulación de conflictos puede ayudarnos a salir de una “sequia” creativa o de productividad. Porque todo conflicto gestionado adecuadamente representa una oportunidad de desarrollo y cambio.
  3. De igual manera deberá decidir si se concentra en el desempeño actual de su equipo o se concentra en el aprendizaje y desarrollo del equipo. En algunas ocasiones el líder de equipo debe saber identificar cuando debe concentrar a su equipo en el trabajo requerido para el logro de un objetivo específico, pero de igual forma es importante que sepa reconocer los momentos en que debe capacitar y desarrollar a su gente.
  4. Y qué decir de los momentos en que usted como líder deba decidir si reafirmar su autoridad como jefe a través de instrucciones y órdenes muy directivas o poner especial énfasis en alentar la autonomía y el criterio propio de los miembros del equipo.Habrá situaciones en que será imperativo investirse de su autoridad, ser muy directivo y no dar espacio al cuestionamiento de los objetivos ni de las decisiones tomadas, como también habrá momentos en que podremos delegar funciones, empoderar al equipo y permitirles mayor participación en las decisiones y las acciones a tomar.¿Se da cuenta?
    Estos cuatro continuos no necesariamente tienen dos posiciones absolutas, sino que el líder puede ubicarse en cualquier punto entre estos extremos dándole prioridad a uno de ellos, pero sin descuidar por completo el otro. O puede ubicarse totalmente en el extremo que considere necesario.

Aprender a trabajar en equipo de forma efectiva requiere su tiempo, dado que se requieren habilidades y capacidades especiales necesarias para el desempeño armónico del trabajo,

En resumen…

Se dice que dos cabezas piensan mejor que una, y si son más de tres mejor. Para que el equipo funcione, se debe tener claro:

  1. ¿Qué es lo que queremos lograr?
  2. ¿Cuáles son las capacidades de cada uno de los miembros de mi equipo?
  3. ¿Qué debo hacer en determinados escenarios de acción?

Beneficios de trabajar en equipo:

Al lograr integrar un equipo eficiente y cohesionado logramos entre otras cosas:

  • Disminuir las cargas de trabajo, ya que todos colaboran.
  • Obtener mejores resultados, ya que dos o más lo hacen mejor que uno.
  • Aprender a escuchar y a respetar a los demás.
  • Nos permite organizarnos de una mejor manera.
  • Mejora la calidad del resultado final del trabajo.

En la siguiente unidad conoceremos en detalle los pasos para poder crear equipos de alto desempeño.